Postales | Postales para antes de Navidad | Postales de Navidad

La Navidad y el soldado

 

 

Hola Amigos:
Les saludo sin tan solo conocerles, pues quiero compartir con ustedes mi soledad y de cómo me siento en estos días de celebración que junto a sus seres más queridos la pasan muy bien en un encuentro muy emotivo como son las fiestas navideñas.

 

Claro que se preguntaran ¿quién es?, pues les digo que hace mucho tiempo que me separé de mi familia y desde entonces me dedico a cuidarles y velar por ustedes, tanto de día como también de noche, se diría que soy como su ángel guardián o algo por el estilo.

Donde Uds. vallan yo estaré, allí cuando me necesiten como rayo correré, si alguien les quiere hacer daño, yo lucharé. Fue por eso que a mi familia dejé, y aunque no me lo agradezcan, gratificado yo estaré con tan sólo verte caminar y reír porque Uds. ahora son mi única familia. Aunque sea a la distancia los protegeré.

Amigo, tú que en estos momentos ya hiciste los preparativos para estas fiestas de navidad y año nuevo y adornaste tu hogar de colores, ten en cuenta que nada temerás porque también hice mis preparativos, por eso donde tú celebres, yo desde un cerro, torreón, frontera, puesto de guarnición, desde mi base, o en la calle... te cuidaré.

Ya sabes quién soy, sí, un soldado militar que quiere a su patria, su pueblo, su hogar, un soldado al que tu pasas desapercibido y más aún en esta noche, noche de paz, paz que yo también te brindo en todo lugar ¿sabes? Es 24 de diciembre, son las 11:55. PM y mi puesto de servicio queda en el cerro que esta frente a tu ciudad allí arriba en la oscuridad.

Desde aquí te puedo ver muy feliz llegando a casa y tus hijos corriendo para poder besarte, en ese momento llega tu hermano quien hace mucho no lo veías, llegaron tus padres y un amigo de infancia y tu linda esposa que los invita a pasar... que feliz te debes encontrar.

Más yo sólo aquí me encuentro en compañía de los grillos, la luna y unas cuantas estrellitas... siento envidia por ti desde este cerro oscuro y olvidado estoy triste y desconsolado, acompañado tan solo de mi fusil, inseparable amigo, me entristece recordar, verte correr, reír, cantar yo solo puedo esperar, sufrir, y llorar porque mi familia muy lejos de aquí está, seguro celebrando también estarán felices todos, todos menos mi querida mamá, la última vez que la vi fue cuando un beso le di en el momento en que del pueblo me marché triste y llorando, me decía, hijo... una parte de mi corazón contigo se va pues si no vuelves yo no celebrare ni la navidad, que dolor siento saber que ni un amigo de mi se acordó, más es algo que ya me esperada, pues ante los ojos de la gente invisible soy yo.

Más una chispa alumbra mi lar, en tanto frio siento un pequeño calor que tranquilidad siento, yo creo que es el señor que me ha venido a visitar a mí y a mis compañeros de armas, que tristes también estarán.

Mientras Uds. celebran y festejan felices miren un ratito arriba, levanten sus copas que nosotros los estaremos cuidando y nos sentiremos felices sabiendo que no se olvidaron de nosotros, porque de Uds. nunca nos olvidamos.

A ti amigo que contento estás, yo celebro tu felicidad y te digo.

Que pases una bonita Navidad.

2005 © Autor: Un soldado militar

 

Si te gustó esta lectura de reflexión, te gustará también: Lecturas y reflexiones | Lecturas, cartas y reflexiones de Navidad | Postales de Navidad | y mucho más.

Silent Night [instrumental] by Hosanna Music on Grooveshark

Envía esta postal por email:

e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.

 

 

 

Más postales de Navidad en: