Cartas de Amor        
Postales  |   CARTAS DE AMOR  Cartas de amistad  |  Cartas de lejanía  |  Cartas  |  Ayuda 

 

Querida, mujer recordada:

Me has pedido que te escriba una carta de amor, ¿verdad?

He reflexionado mucho acerca de ello, y luego de mucho meditar, te puedo decir que no se envejece por el simple paso de los años, te lo he dicho, y volveré a decirlo.

Pero sí te envejece desertar de un sueño.

Los años te arrugarán la piel, es cierto. Pero si aniquilas un sueño, se te arrugará el alma.

Uno es tan joven como su fe, y tan viejo como su vacilación

Tan joven como su esperanza y tan viejo como su soberbia. Las dudas, los miedos y la ingratitud, son los enemigos que lentamente nos hacen inclinarnos hacia la tierra, y convertirnos en polvo antes de la muerte,

¿no te lo había dicho? Sí, pero volveré a repetirlo.

Se continúa siendo joven en tanto que receptivo.
Receptivo a lo que es bello y a lo que es grande. Receptivo al amor, a la ternura, a la amistad, al placer. Y si alguna vez tu corazón es mordido por el pesimismo, o carcomido por el cinismo, o lastimado por renunciar a un sueño, o herido por negarle amor a quien te ha amado, quiera Dios, mujer, tener piedad de tu alma vieja.

Esta es la mejor carta de amor que te puedo dejar, dadas las circunstancias.

 

 

 

©2006 Autor: Luis Videla
Sólo se autoriza copiar esta carta (total o parcialmente) si se da crédito alautor y se crea un enlace (link) a esta carta en esta
página

 

Compartir
Compartir    

Envía esta carta a un [email protected]:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
 
También puedes compartir esta postal en tu red social favorita: Comparte esta postal con los amigos
© 2007 Postales Shoshan